El Aula Magna del Convento de Capuchinos de Alcalá la Real acoge desde este miércoles una exposición que reúne unas 12.000  figuras playmobil repartidas en once escenas que recrean tanto  pasajes históricos como otras legendarias y de ficción.

El alcalaíno, Miguel Siles Reyna, presidente de la  Asociación Madrileña de Coleccionistas de Playmobil y promotor de esta iniciativa indica que además de mostrar las posibilidades de estos juguetes, pretende recaudar fondos para la cofradía del Señor de la Humildad de Alcalá la Real, a la que también está  muy vinculado.

Por ello, se ha establecido un “precio simbólico” de dos y tres  euros para aquellos menores y adultos, respectivamente, que se acerquen durante todo el mes de mayo a una muestra que “sorprende y  no deja indiferente” organizada en once partes con temáticas variadas.

Tres tienen como nexo ser leyendas alcalaínas, las  relativas al tambor de los blanquillos, el corregidor Vergara y el  jefe de las atalayas.

La más grande, de 40 metros cuadrados y en torno a 4.000 figuras  entre las humanas y de animales, lleva al espectador a la Guerra de  Secesión de Estados Unidos con el sitio de Atlanta, que “recuerda a 'Lo que el viento se llevó'”.

Junto a ella, se puede observar un  pasaje dedicado al octavo centenario de la Batalla de las Navas de  Tolosa y, en concreto, al ataque final de las tropas cristianas sobre  las almohades.
También sobre el Medievo, la exposición incluye un montaje playmobil que en 30 metros cuadrados aborda la vida en esta época con  banquetes o nombramientos de caballeros.

Junto a este capítulo “de  corte histórico”, el más joven (de 14 años) de los 16 coleccionistas  que han trasladado sus conjuntos a Alcalá la Real presenta otro “medieval-fantástico” en el que se unen vikingos y dragones. 

Los enfrentamientos bélicos tienen más representación en la  muestra al margen de la contienda de 1212: dos escenas recrean la  guerra anglo-zulú en Sudáfrica a finales del siglo XIX, otra recoge  el “primer enfrentamiento de la historia de dos blindados” durante la  Primera Guerra Mundial y no falta una batalla naval, teniendo en  cuenta la “presencia en buena parte de la sociedad de la imagen del  barco pirata de playmobil”.

En total, son 125 metros cuadrados y unas 12.000 figuras, de las  que unas 7.000 son playmobil 'humanos' y el resto otras como  animales, según ha precisado Siles, quien ha valorado el esfuerzo de  los 16 coleccionistas y sus “ayudantes”, la mayor parte familiares,  que han participan en esta exposición.

“No es sólo para niños ni se trata sólo de juguetes alineados. Cuentan historias, reproducen hechos, películas, leyendas… y están  preparados expresamente para ello, por lo que tiene detrás una  importante labor de diseño, artesanía, pintura, revisión de la  historia”, ha resaltado Siles, quien ha animado a “desprenderse de  prejuicios” y acercarse al Convento de Capuchinos “porque quedarán  impresionados”.

Los interesados pueden visitar la muestra hasta el próximo 1 de  junio de lunes a viernes en horario de 18,00 a 21,00 horas y sábados  y domingos o festivos de 12,00 a 14,00 y de 17,00 a 21,00 horas. 

Además, es posible concertar visitas más numerosas, por ejemplo de  colegios, para lo cual es necesario contactar con el área de Cultura  del Ayuntamiento de Alcalá la Real.