Alcalá la Real presenta en Fitur la nueva marca de turismo que consolida al destino.

Nueva Marca Turísitica Alcalá la Real

la dualidad del carácter señorial de nuestra ciudad con la vanguardia y su realidad actual de ciudad moderna. Fortaleza Abacial y pueblo nuevo. Cerro y llano”, un contraste con el que “convivimos siendo además tierra de frontera y que hemos querido plasmar en esta marca tan poderosa”.

A través de cuatro elementos y cuatro colores el logo destaca cultura, patrimonio, entorno natural y experiencias. El símbolo amarillo, que recuerda a un ojo, engloba toda la cultura y singularidades de la ciudad. El naranja, que representa la silueta de una atalaya, se destina al patrimonio e historia. El verde, por su parte, que dibuja una hoja, es el elemento que identificará todo el mundo rural y natural del municipio, junto con el turismo activo.

Por último, el tono magenta simboliza un sendero abierto y se centra en el turismo experiencial, unido al ocio y los eventos. La marca puede verse en las banderolas que el Ayuntamiento ha instalado en la fachada de Palacio Abacial y el entorno de Capuchinos, en el Paseo de los Álamos.

El cartel de la Semana Santa ha sido el otro plato fuerte de la jornada alcalaína en Fitur. El alcalde, Mariano Aguilera, ha explicado que es la primera vez que un cartel de la Semana Santa de Alcalá la Real se presenta en Fitur. Se trata, según Aguilera de “una apuesta por la Semana Santa y su singularidad”.

Asimismo, durante esta jornada Alcalá la Real ha recibido el reconocimiento de Sicted como primer finalista en la categoría de Mejor Destino Sicted 2019.