La evolución del precio de la vivienda en Alcalá la Real en este año 2012 corre paralela al desplome sostenido que viene registrándose en toda España dentro del sector. El agravamiento de la crisis desde el pasado año sólo ha contribuído a ahondar en esta caída que no había sido tan acusada en 2009 y 2010, pero que vuelve a repuntar con fuerza ante las poco alentadoras expectativas económicas que se presentan en los próximos meses.

“En Alcalá, el precio de la vivienda nueva ha caído un promedio de un 20%, pero encontramos zonas, como por ejemplo determinadas promociones de viviendas en la Carretera de Priego, sobre las que el promotor ha rebajado el precio un 30% para intentar darle salida”, nos asegura César Montañés, gerente de Bolsa Inmobiliaria de Alcalá la Real. Pero ni siquiera esta sustanciosa rebaja parece estimular un mercado paralizado por el pesimismo en la situación económica, y por las enormes dificultades de financiación. Éstas no han hecho sino incrementarse por parte de bancos y cajas. “En primer lugar tenemos el problema de que ahora sólo se da el 70% del valor de tasación del inmueble, algo a lo que hay que añadir un endurecimiento fortísimo de las condiciones en que se concede la hipoteca, exigiendo más garantías, y con intereses que oscilan entre dos y tres puntos más Euribor. Todo esto hace que conseguir dinero sea hoy mucho más difícil y más caro que hace dos años”, nos asegura César Montañés. Este aumento en las dificultades de acceder a la financiación se traduce en un dato demoledor: las ventas de viviendas se han reducido hasta un 60% respecto al año pasado, cuando éstas ya habían registrado fuertes descensos desde el inicio de la crisis. La cifra da idea de la práctica paralización que vive el sector en estos momentos.

Otra referencia ilustrativa la proporciona el precio de la vivienda usada, que es absolutamente mayoritaria dado que, en la actualidad, según se nos indica desde la empresa inmobiliaria, no se está construyendo vivienda nueva en Alcalá. El precio de la vivienda de segunda mano ha retrocedido en Alcalá a nivel de 2002 y 2003. Es decir, se ha retrocedido una década. El vertiginoso ascenso que vivieron los precios en perídos como el 2003-2007, se ve ahora desandado en un hundimiento del que se desconoce en qué momento tocará fondo. En términos medios, el precio del metro cuadrado en nuestra ciudad se sitúa en unos 1.500 euros lo que, aun así, supone uno de los niveles más bajos a nivel nacional, donde el precio de la vivienda usada se coloca entorno a los 2.000 euros/m2. En la provincia de Jaén, el precio de la vivienda de segunda mano caído algo más de un 9% tan sólo el último año.

La cara de esta situación la ofrece el alquiler de vivienda, sector animado sobre todo por el público joven que se ve prácticamente expulsado de la posibilidad de comprar. De esta forma, la opción por alquilar una vivienda se ha incrementado entre los jóvenes alcalaínos, pese a la supresión de la ayuda al alquiler para nuevos demandantes por parte del Gobierno. Este aumento de la demanda ha propiciado que los precios se mantengan prácticamente invariables. Así, el precio medio del alquiler de un piso de unos 90 metros, incluso en una zona céntrica de Alcalá, se encuentra en estos momentos entre los 300 y los 350 euros/mes.

Otro cantar es el alquiler de locales comerciales, que viene padeciendo los estragos que vive la imparable pérdida de ventas del pequeño comercio. Sí el pasado año podía hablarse de que aproximadamente el 40% de los locales comerciales de Alcalá se encontraban desocupados, un año después este porcentaje no sólo ha crecido sino que las previsiones son aun más pesimistas de cara a la nueva temporada, con los efectos que la subida del IVA pueden tener para muchos de estos establecimientos que ya sobrevivían de manera precaria. Esto está motivando, según nos indica el responsable de Bolsa Inmobiliaria, que incluso en los casos de locales alquilados, sus dueños se estén viendo obligados, en muchos casos, a rebajar el precio de este alquiler entre un 10% y un 15% , ante la imposibilidad de los inquilinos de hacer frente a los gastos. En lo que a locales no alquilados se refiere, los precios se han rebajado una media del 20% respecto al año pasado y hasta en un 40% desde el inicio de la crisis. Así, un local de 75 metros cuadrados en la Avenida de Andalucía, por el que hace cinco años podía pedirse un alquiler de 900 euros, ahora se alquilaría muy gustosamente por 600.